Search

ESO QUE LLAMAN OCTUBRE

Si los meses tuvieran olor, el de octubre se asemejaría al del silencio. Sobrio, no del todo opaco, con algunas briznas de color ocre, como corresponde propiamente al otoño. Apretado entre septiembre, ese primer mes entero de faenas académicas, y noviembre que es la antesala a la cuaresma por vía del adviento que los puertorriqueños llamamos “navidades”—así en plural—octubre se cuela en el calendario sin mucha pena y menos gloria. Acaso por la abundancia de dulces multicolores o la oferta de disfraces que apuntan a su última noche de muertos, el mes permanece a todas luces anónimo, distante. No sé si será porque marca mi onomástico en la antesala de aquella noche de brujas, octubre se me ant

© 2019 by Pedro Reina Pérez. Proudly created with Wix.com